Cuando alguien oposita, lo hace con la intención de conseguir un puesto fijo en el sector público, obtener una plaza de funcionario. No obstante, en el proceso para conseguir dicho objetivo, no debemos dejar de lado la posibilidad de entrar en una bolsa de trabajo, a través de la cuál podemos ser contratados, aunque sea de forma temporal, dentro del sector público. Esto posibilita que obtengamos experiencia en el trabajo, la cuál nos va a reportar no sólo la remuneración correspondiente por ese tiempo trabajado, sino también un mérito (la experiencia), que puede ser valorado y puntuado en futuras pruebas que consistan en concurso-oposición.

¿Cómo entrar en una bolsa de trabajo? Existen diferentes formas:

  • Al presentarse a una convocatoria para la provisión en propiedad de una plaza de funcionario: puede ocurrir que aprobemos el examen pero no consigamos plaza (por ejemplo si hubiese 10 plazas a cubrir, se presentasen 200 candidatos y aprobasen el examen 35 personas: sólo los 10 con las mejores notas obtendrían plaza y habría 25 personas que, habiendo aprobado el examen, no tendrían plaza). En estos casos hay veces que quienes no obtienen plaza pero han aprobado el examen, entran directamente en una bolsa de trabajo con la posibilidad de que les llamen para hacer sustituciones, etc. Esto no siempre es así, dependerá de lo que se disponga en cada una de las convocatorias, por lo que siempre es interesante leer las bases de la convocatoria para saber si existe dicha posibilidad o no.

  • Presentarse directamente a convocatorias que se realizan para la formación de una bolsa de trabajo para posteriores nombramientos interinos o contratos laborales temporales. En las diferentes convocatorias que se van publicando se indica si se trata de una convocatoria para bolsa de trabajo o si, por el contrario, es una convocatoria para la provisión en propiedad de una plaza de funcionario. (Normalmente, aunque hay que pasar una prueba similar, en las bolsas de trabajo exigen un temario más reducido que el necesario para obtener una plaza en propiedad).

  • En algunos casos (por ejemplo para la bolsa de trabajo de Sanidad de la C.Valenciana), no es necesario superar ninguna prueba, ya que cada cierto tiempo se abre la bolsa para que se puedan apuntar las personas interesadas y, simplemente, se puntúan los méritos que tengan (titulación, idiomas, experiencia) para determinar en qué puesto de la bolsa quedan. (Cuando se abre la bolsa, se da un plazo para que se puedan apuntar nuevos interesados, pero también quienes ya estaban apuntados con anterioridad pueden presentar nuevos méritos para subir puntuación y situarse en un mejor puesto dentro de la bolsa).