Ésta es una pregunta que me hacen muchas veces.

La respuesta corta: No, no es necesario apuntarse a una academia ni buscar un preparador. En la convocatoria de cada oposición se indica el temario que hay que estudiar y cualquier persona puede buscar dicho temario y aprenderlo por su cuenta. Lo complicado es cómo encontrar el temario y, además, asegurarse de que sea el correcto.

Hay que tener en cuenta diversas cuestiones importantes:

    1. El temario hay que ir a buscarlo a las fuentes adecuadas: todas las leyes están publicadas en el BOE y ésa es la fuente más fidedigna. Comprar un temario a antiguos opositores o en webs de segunda mano no es buena idea por lo que voy a indicar en el punto 2.
    2. Las leyes que conforman el temario de oposiciones van cambiando a lo largo de los años (o incluso meses, y algunas con bastante frecuencia) por lo que los apuntes de un antiguo opositor, o manuales del año pasado pueden quedar obsoletos rápidamente y basarse en ellos puede hacerte cometer errores y suspender el examen.
    3. Por lo anterior, aunque acudamos al BOE (que ya he dicho que es una fuente fidedigna) y nos descarguemos una ley para estudiarla, es posible que al cabo de unos meses dicha ley cambie y se deroguen o modifiquen algunos artículos o directamente quede derogada toda la ley porque se ha aprobado una nueva que la sustituye. Por eso no sólo tienes que estudiar una ley publicada en un BOE, sino que debes estar pendiente de BOEs posteriores en los que se pueda publicar cualquier posible cambio en cualquiera de las múltiples leyes que forman parte del temario de una oposición.
    4. El lenguaje utilizado en la redacción de las leyes es un tanto denso y en ocasiones complicado de entender.

    Por todo ello, mi respuesta a si es necesario una academia o preparador es que: imprescindible no es, pero te va a facilitar mucho la vida porque:

    El preparador te va a explicar el temario usando un lenguaje claro y comprensible (bueno, no todos los preparadores, sólo los buenos ;))

    El preparador te va a poner ejemplos para una mejor comprensión del tema (cosa que ningún texto legal tiene) y va a resolver cualquier duda que tengas.

    El preparador va a ser quien se encargue de leer BOEs y estar pendiente de cualquier cambio legal que afecte al temario, para avisarte de ello y que en todo momento estés actualizado, sin necesidad de volverte loco consultando BOEs.

    Preparador y academia te van a facilitar que te concentres sólo en lo imprescindible (estudiar), y te van a garantizar unos recursos didácticos comprensibles y un temario plenamente actualizado para que siempre estés al día y no te tengas que preocupar de nada más.


    0 commentarios

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *